24 de abril de 2009

¿Cuánto valen las marcas antiguas?

¿Han visto la fotografía superior?
Corresponde a la primera semifinal de 100 metros lisos de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles disputada el 1 de agosto de 1932.

¿Quién ha ganado?
Si cree que ha ganado el corredor de oscuro más cercano a la cámara (37) se equivoca. Si cree que lo ha hecho el del turbante que va más cercano a la cuerda, también se equivoca. Veamos otro ángulo de esa llegada:

Y ahora ¿quién cree que ha ganado?
Pues los jueces del país con máximo potencial atlético del mundo, los EE.UU., en la máxima competición, los Juegos Olímpicos, dieron la siguiente clasificación:
1. Edward Tolan USA 10.7 (10.81) c.5
2. Daniel Joubert RSA 10.8 (10.81) c.7
3. Takayoshi Yoshioka JPN 10.8 (10.83) c.2
4. Percy Williams CAN 10.8 (10.91) c.3
5. Allan Elliot NZL 11.0 c.6
6. Helmut Körnig GER 11.2 c.4

Eddie Tolan, que será oro en 100 y 200m en esos Juegos lleva el número 46 (semitapado por Joubert).
En numerosas obras anglosajonas sobre atletismo se lee repetidamente la poca fiabilidad de los jueces alemanes y europeos en relación con el conometraje en los países anglosajones. Si en una competición tan pública como unos Juegos Olímpicos, con fotografías y un sistema de cámara y reloj eléctrico (Kirby) los jueces americanos se atrevieron a manipular, no sólo los cronos, sino incluso los puestos... ¿cuanto valen muchas de las marcas que trufan los rankings de todas las épocas?
En cierta ocasión le preguntaron a Jesse Owens, ya campeón olímpico, si había diferencia entre los 9.4 en 100 yardas que logró en los campeonatos intersecolares de 1933 (y que fue record interescolar USA hasta 1954) y los de su record mundial igualando en Ann Arbor en 1935: "calculo que unas seis yardas" dijo Owens.
Por cierto, que ese record mundial de 100 yardas lo tenían el americano frank Wykoff desde 1931 y lo había igualado en 1931 el sudafricano Joubert (el hombre al que le birlaron la victoria en la prueba de las fotos de arriba), aunque la IAAF no se lo ratificó hasta 1946. Jesse Owens tuvo más suerte: su marca de 10.2 sobre 100 metros lograda en Chicago el 20 de junio de 1936 sí fue ratificado como record mundial en 1937 por la IAAF pese a que la carrera era corta (99,985m) ¡ventajas de ser campeón olímpico y americano!

Veamos otra llegada:
Se trata de la llegada de las 880 yardas en los Juegos del Imperio Británico disputada el 7 de febrero de 1950 en el eden Park de Auckland (Nª Zelanda). Y la clasificación oficial fue ésta:
1. John Parlett ENG 1:53.1
2. Jack Hutchins CAN 1:53.4
3. Bill Parnell CAN 1:53.4
4. David White AUS 1:53.7
5. Tom White ENG 1:53.9

Aquí no hay errores de clasificación pero ¿dónde están las tres décimas de diferencia entre el ganador y los dos siguientes? (si se admite que esa misma diferencia se otorga entre el tercero y el cuarto).
Así que tomemos las marcas históricas con la distancia que merecen y empecemos a reivindicar la revisión de aquéllas de las que hay rastro icónico: las imágenes (fotos y filmaciones) son consideradas hoy por la mayoría de los historiadores importantes fuentes de la historia contemporánea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada