7 de abril de 2009

ARNE ANDERSSON "in memoriam"


El pasado 2 de abril fallecía a los 91 años Arne Andersson, un gran campeón... de hace sesenta años. Muchos campeones han pasado por este deporte pero pocos han dejado una huella en su memoria. Gracias a su rivalidad con Gunder Hägg (fallecido en 2004), el nombre de Arne Andersson ha quedado inscrito formando una de esas parejas que han labrado la leyenda de la Milla y sus alrededores (George-Cummings; Ladoumègue-Beccali; Lovelock-Wooderson; Bannister-Landy; Ryun-Keino; Bayi-Walker; Ovett-Coe; Aouita-Cram). La pugna entre ambos en la neutral Suecia, mientras los jóvenes de las principales potencias atléticas veían su vida interrumpida por la guerra, propició una rebaja de cinco segundos a los records mundiales de los 1.500m y la Milla, aunque en ambos casos Hägg tuvo la última palabra.

El camino hacia la cima.
Nacido el 27 de octubre de 1917 en Trollhättan, este maestro de escuela (1,78m/71k) experto en pruebas de orientación (deporte muy popular en Suecia) había sido campeón nacional junior de 1.500 en 1935 y 1936. Explotó en 1939 cuando con 3:48.8 batió por dos segundos el record sueco de los 1.500m y fue nº 1 mundial (5ª marca all-time) a un segundo del RM de Lovelock. En 1940 apareció su rival Gunder Hägg, un año más joven, en un panorama trufado de figuras (Kälarne, Spängert, Lennart Nilsson) ya que del top-20 de los 1.500 nada menos que siete eran suecos.

Tiempo de records.

En 1941 empezó la epopeya de los records cuando en el campeonato sueco Hägg ganó con 3:47.6 siendo Andersson segundo con 3:48.6. Un año después Hägg aplasta a Andersson... y al mundo ya que en 82 días batió diez records mundiales entre los 1.500 (3:45.8) y los 5.000 (fue el primer atleta en bajar de 14 minutos): Milla, 2.000m, 3.000m, dos y tres millas. En medio de esa voragine, Andersson igualó el record mundial de la Milla (4:06.2) que Hägg rebajó poco después (4:04.6). En 1943 éste se fue de tournée americana y Andersson aprovechó el tiempo: en julio le quitó dos segundos al RM de la Milla (4:02.6) y en agosto logró un gran RM de 1.500 (3:45.0) en una carrera con handicap, sumando entre medias el título sueco. Cuando Hägg regresa en 1944 los dos hombres sostienen un duelo titánico: Hägg sólo logró una victoria en siete enfrentamientos, aunque le sirvió para fulminar el RM de 1.500m (3:43.0) pero diez días después Andersson, que renovó su título nacional, le infringió un duro correctivo en la Milla y llevó su RM hasta 4:01.6 (antes había batido el de 3/4 de Milla: 2:56.6). Su último gran duelo tuvo lugar en julio de 1945 en Malmö y sirvió para que Hägg recuperase el record de la Milla (4:01.4).

Descalificado a perpetuidad.

Algunos diarios hicieron público el cachet de las grandes estrellas suecas, especialmente Kälarne, Hägg y Andersson. Los tres son descalificados a perpetuidad el 17 de marzo de 1946 (otros atletas recibieron sanciones de dos años). Hägg se retirará con sus records vigentes (varios lo estarán hasta 1954) pero Andersson lo vivirá como una injusticia y seguirá compitiendo en modalidades no olímpicas de ciclismo y en orientación (será varias veces campeón sueco por equipos y una individual). Si Hägg (y Kälarne) fueron productos del Fartlek y los métodos naturales de Gösta Ólander, Andersson fue un autodidacta, adepto al entrenamiento convencional y un hombre con un final muy veloz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada