19 de abril de 2011

Grete Waitz "in memoriam".

La muerte hoy en Oslo de la gran fondista noruega Grete Waitz supone la desaparición de una de las atletas más importantes de la historia del atletismo. El deceso producido en el hospital universitario Ullevaal es el triste epílogo de un cáncer que le fue diagnosticado hace seis años.

Inicios atléticos.
Grete Andersen nació en Oslo el 1 de octubre de 1953. Aunque había debutado saltando altura, pronto se decantó hacia el medio fondo(14 títulos noruegos de 800 y 1.500) y batió numerosos RN. Eliminada en primera ronda en los Europeos de 1971 y en los Juegos de 1972, alcanzó el bronce de los 1.500 en los Europeos de 1974. Sin embargo, la joven noruega demostró sentirse más cómoda en distancias más largas y en cross. Se casó con su técnico Jan Nilsen adoptando ambos el apellido Waitz. En 1975 batía el RM de 3.000m y lo mejoraba en 1976 (8:45.4) pero como la prueba seguía sin ser olímpica, en Montreal cayó en semis de los 1.500. En 1977 Ludmila Bragina le arrebató el RM de los 3.000m pero la noruega la derrotó en la Copa del Mundo, primera aparición internacional de la nueva distancia.

El inicio de un largo reinado.
En 1978 debutó en el mundial de cross sucediendo a Carmen Valero al imponerse a las rumanas Marasescu y Puica en Glasgow. Ese mismo año fue derrotada en el debut europeo de los 3.000m por la soviética Ulmasova y la citada Marasescu y en otoño debutó en maratón en Nueva York batiendo el RM oficioso (2:32:29.8) y distanciando a la segunda en 9 minutos. Así que, sin dejar totalmente la pista, vio que su futuro estaba en el cross y el asfalto. En los siguientes seis años sumó otros cuatro títulos de campo a través (1979-80-81-83) y fue dos veces tercera, en 1982 y 1984 (en ambas ganó Maricica Puica). Por contra, fue abandonando poco a poco la pista tras ser tercera en el Europeo de 1978 y segunda en la Copa del Mundo de 1979 sobre 3.000m (en la época no se corrían los 10.000m en competición oficial).
La reina del maratón.
Tras su debut con RM en el maratón de Nueva York de 1978, la atleta escandinava regresó a la "gran manzana" en 1979 y pulverizó su plusmarca con 2:27:32.6, convirtiéndose en la primera mujer en correr la distancia en menos de dos horas y media. Con esa marca firmaba la mayoría de edad del maratón femenino y demostraba a todos los que se habían opuesto a ellas, la enorme capacidad de las mujeres para las distancias largas. En 1980 logró su tercera victoria y su tercer RM (2:25:41.3). Aunque abandonó en 1981 (y en Boston-82) sumó otras cinco victorias consecutivas (1982-86) y una novena en 1988. También dos brillantes victorias en Londres en 1983 (nuevo RM 2.25.28) y 1986 (su plusmarca personal 2:24:54).
Entre tanto el maratón femenino había debutado en el primer mundial de atletismo en Helsinki y la reina Grete había sido la primera campeona universal. Por contra, un año después en el debut olímpico en Los Ángeles, no se atrevió a ir tras la supermotivada Joan Benoit y, cuando quiso reaccionar, ya no pudo darle alcance. Fue una de sus mayores decepciones. En 1983 la misma Benoit le despojó del RM pero de forma discutible ya que lo logró en el ventajoso recorrido recto y descendente de Boston (en el que actualmente no se homologan plusmarcas). Fue su compatriota Ingrid Kristiansen la que sucedió realmente a Grete con su 2:21:06 de Londres-85.

Desde aquí vaya nuestro homenaje a Grete Waitz, eterna en nuestro recuerdo con sus largas coletas al viento, que es sin duda una de esas escasas campeonas que han abierto nuevas dimensiones en el atletismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada