26 de marzo de 2010

Hace 37 años: el primer campeonato mundial de cross.

El próximo domingo 28 de marzo tendrá lugar en la localidad polaca de Bydgoszcz la 38ª edición del campeonato del mundo de campo a través (cross country). Nos parece una buena ocasión para recordar cómo fue la primera edición allá por el lejano año de 1973, cuando los africanos aún no dominaban la prueba.
 
El primer mundial de cross de la IAAF.
La Unión Internacional de Cross Country (ICCU) -que venía organizando el Cross de las Naciones cuyos orígenes se remontaban a 1903 (vd. en este blog http://historiatletismo.blogspot.com/2009/03/la-historia-del-cross-1.html y posteriores)- decidió en San Sebastián en 1971 transformar su prueba en un campeonato mundial bajo el paraguas de la IAAF. La primera edición fue confiada a Bélgica, una de las potencias del cross europeo (el belga Gaston Roelants fue el último campeón del "Naciones" y compartía con el inglés Jack Holden y el franco-argelino Alain Mimoun el record de cuatro victorias). Se disputó en el rápido hipódromo de Waregem (100 francos belgas la entrada) y, pese al pomposo título "Mundial" sólo 4 países nórdicos (Finlandia, URSS, Dinamarca y la RFA) se sumaron a los habituales del Cross de Naciones (EE.UU. sólo corrió en mujeres). Participaron 21 equipos (los británicos con cuatro: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte), 17 europeos más Marruecos, Túnez, Nueva Zelanda y los citados EE.UU. (actualmente participan entre 65 y 80 naciones).

La carrera senior masculina: otra plata para Mariano Haro.
El desarrollo de la prueba absoluta (11.980m en tres vueltas) fue bastante decepcionante para un público que esperaba más de los suyos (Roelants, el ascendente Willy Polleunis, el futuro campeón mundial Eric de Beck o el campeón de maratón Karel Lismont, ya que su gran figura del momento Emil Puttemans se decantó por la pista cubierta). Entre sus rivales se citaban nombres como los del palentino Mariano Haro -subcampeón del último cross de Naciones-, el neozelandés Rod Dixon -bronce olímpico en 1.500m el año anterior-, los finlandeses Tapio Kantanen (bronce olímpico de 3.000m obstáculos) y Pekka Päivärinta (8º en la misma final olímpica) y la siempre compacta armada inglesa (ganadora por equipos en los diez últimos cross de Naciones). También se recelaba de los debutantes soviéticos (siempre se recelaba de los soviéticos en los países de la OTAN) encabezados por Nikolay Sviridov.
El irlandés Neil Cusack (campeón de la NCAA), Mariano Haro, Willy Polleunis y el inglés Roger Clark dominaron los primeros compases interrumpidos por unos intrusos que se colaron en la carrera para protestar por la división de Irlanda en dos equipos (Ulster británico y república de Irlanda). La enérgica intervención de organizadores y policía perjudicó a varios corredores, entre ellos Haro que se tuvo que apartar 20m del circuito.
Tras el incidente, Polleunis marcó el ritmo para minar el final de Dixon al que los belgas temían especialmente (les había batido en su propio campeonato en 1971). El ritmo del belga hizo saltar el grupo en pedazos pero no pudo descolgar a Haro y Päivärinta. Cuando el dúo hispano-finlandés pasó a la ofensiva, el limburgués no pudo responder y Dixon, que se mantuvo unos kilómetros a una veintena de metros, tampoco pudo darles alcance. En el kilómetro final parecía que Mariano Haro se iba a hacer con la victoria cuando distanció en diez metros a Pekka Päivärinta  pero el hombre de la gorra apretó los dientes y recuperó la desventaja. Una pequeña rampa situada a 40 metros de meta cortó el ritmo de Haro y favoreció al obstaculista finés, mucho más alto, que se impuso por 1/10 en un apretado final. A 13 segundos Rod Dixon se adelantó por el bronce a un exhausto Polleunis que aún fue rebasado sobre la línea por Kantanen. Tras ellos, el inglés Clark, el toledano Juan Hidalgo, Roelants, Sviridov y el galo Noel Tijou completaron el top-10 (en el puesto 24º acabó un joven portugués llamado Carlos Lopes mientras su compatriota Fernando Mamede abandonó).
Los belgas (109 p) se impusieron por naciones ante la debutante URSS (119) y los all-blacks (136) siendo cuartos los finlandeses (180), quinta Inglaterra (181) y sexta España (260). El mejor equipo africano fue Túnez, 10º, y es que aún faltaban ocho años para el espectacular debut de Etiopía y Kenia en Madrid-81.
Pekka Päivärinta, tal vez el menos brillante de una gran generación finlandesa (la de Pekka Vasala, Juha Väätäinen, Lasse Viren, Tapio Kantanen, Martti Vainio, Karlo Maaninka,...), dio a un país de gloriosa tradición su único título mundial de cross (aunque a principios de siglo Hannes Kolehmainen y Paavo Nurmi fueron campeones olímpicos de cross). Para Mariano Haro fue la primera de sus tres medallas de plata consecutivas (sumadas a la que ya obtuvo en el último cross de Naciones).

Carrera Junior: de nuevo Haro segundo.
Sobre los 7 kilómetros de la carrera junior masculina (no había aún femenina) José Haro, hermano de Mariano, acabó también 2º, mejorando la plaza de su hermano mayor que había sido 3º en 1961. Ganó el escocés Jim Brown -ya 2º en 1972- y fue 3º el local Leon Schots, otro futuro campeón absoluto (1977). España (18 p) ganó el oro por equipos con José Luis Ruíz (2º), Fernando Cerrada (7º) y Celso Miramontes (11º) por delante de la Italia (22 p) de Franco Fava y Aldo Tomasini -el vencedor del último cross junior de Naciones- y de Inglaterra (24 p).

Paola Cacchi-Pigni inauguró el palmarés femenino.
Las mujeres disputaron ocho ediciones de un oficioso cross de naciones entre 1931 y 1957 pero desde 1967 participaban en una versión femenina más oficial. 75 mujeres de 16 países corrieron los 4 kilómetros cortos de este primer mundial oficial. La gran animadora de la prueba fue la inglesa Joyce Smith, ganadora del cross de naciones del año anterior, pero no pudo descolgar a Paola Cacchi. La italiana -bronce en 1.500m en Munich el año anterior- aceleró al final y distanció a la inglesa en más de 50m. Paola, con su apellido de soltera Pigni, había ganado el mundial oficioso de 1970. La corredora local Josée van Santberghe se llevó el bronce mientras decepcionó la americana Doris Brown, 15ª (había ganado 5 veces el cross de Naciones). En la clasificación final encontramos nombres como los de la finlandesa Nina Holmén (10ª), que será campeona europea de 3.000m, la futura campeona olímpica italiana Gabriella Dorio (13ª), la estadounidense Francie Larrieu (16ª) o la catalana de 17 años Carmen Valero (25º), una mujer que escribirá brillantes páginas en este certamen.
Por equipos las inglesas (40 p) dominaron a Finlandia (73) y los EE.UU. (90) siendo 4ª Italia (96) y 12ª España (192).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada