1 de octubre de 2009

David Jenkins: de la gloria al infierno (y de ahí al negocio).

Son muchos los atletas que han desarrollado su carrera al amparo de todo tipo de drogas, bastantes los que han sido descubiertos, menos los que han confesado públicamente y pocos los que han acabado en la cárcel por ello. La mayoría de estos han estado relacionados con el tráfico de diferentes sustancias en los Estados Unidos. Entre ellos, campeones olímpicos como Bob Hayes o Marion Jones. Uno de ellos fue el escocés David Jenkins, uno de los mejores cuatrocentistas de los años setenta.

Un campeón precoz
David nació en 1952 en la isla de Trinidad (patria de tantos campeones desde McDonald Bailey hasta los actuales Thompson o Burns pasando por los Agostini, Hasely Crawford o Ato Boldon). Hijo de funcionarios de su majestad, regresó a Escocia, estudiando en la elitista Edimburgh Academy destacando... en deportes.
Con 17 años fue campeón escocés de 100, 220 y 440 yardas y representó al Reino Unido en un encuentro junior frente a la RFA. En 1971 fue campeón de la AAA de 400m, título que revalidó de forma consecutiva cinco veces hasta 1976 (y el título británico dos más ya que en 1977 y 1978 fue batido por atletas USA). Ese 1971 desembarcó en los Europeos y, con sólo 19 años y 80 días, logró el oro tras una carrera suicida y resistiendo la remontada del italo-sudafricano Marcello Fiasconaro: RN para ambos 45.45 y 45.49. Jenkins batió también el record de Europa junior y sigue siendo hoy el campeón europeo más joven (individual, ya que el francés Saint-Gilles tenía 18 cuando ganó el oro con el relevo 4x100 en 1969).
Un año después batió los records británicos de 100 (10.1), 200 (20.3) y 400m (45.39) pero se quedó a las puertas de la final olímpica. Se llevó la plata en el 4x400 con una fantástica posta final en la que superó a alemanes y polacos. En 1973 fue segundo en la Copa de Europa tras el nuevo recordman europeo, el alemán Karl Honz. En la Universiada de Moscú fue tercero tras Juantorena y el soviético Kocher.

¡Campeon de los EE.UU.!
En enero de 1974 representó a Escocia en los Commonwealth Games pero acabó fuera del podio de los 400m batido por tres africanos, el keniata Asati, el ugandés Ayoo y el tanzano Kamanya. Ese año demostró su resistencia batiendo los RN de 500 y 600m. Unos meses después le relegó a la plata en el Europeo de Roma aunque logró el título con el relevo británico.
Residente en EE.UU. un año después dio la campanada en el campeonato de la AAU cuando se convirtió en el primer europeo (y único a día de hoy) en lograr el título americano de los 400m. Casi lo había conseguido en 1964 el inglés Robbie Brightwell al que los jueces se lo negaron frente al futuro campeón olímpico Mike Larrabee (46.0 para ambos). Jenkins derrotó con 44.93 (RN) al futuro subcampeón olímpico Fred Newhouse y a lo más granado de la armada USA.
En los años siguientes no progresó aunque fue finalista olímpico en Montreal-76 y Moscú-80 (7º en ambas finales), dos veces cuarto en la Copa de Europa y semifinalista en los Juegos de la Commonwealth de Edmonton-78. Allí logró su único título en este evento de forma sorprendente cuando el relevo corto escocés (con Allan Wells, Cameron Sharp y MacMaster) batió a la Trinidad de Hasely Crawford y a la Jamaica de Don Quarrie. Se despidió de la alta competición siendo semifinalista en el Europeo de 1982 y subiendo al podio con el relevo británico, plata tras la RFA.

Encarcelado por tráfico de anabolizantes.
En esa época el atleta ya estaba implicado en tráfico de esteroides anabolizantes que en el proceso confesó consumir desde mediados de los 70´. Fue arrestado en diciembre de 1988 y juzgado por el tribunal de San Diego como autor de tráfico de sustancias ilícitas por valor superior a los 100 millones de dólares. Se declaró culpable y el tribunal le condenó a siete años de cárcel y una multa de 750.000 $. El juez Lawrence Irving le dijo que "...lo tenía todo: inteligencia, educación, se contaba entre el 10% de los privilegiados desde el punto de vista académico en Gran Bretaña y poseía un prodigioso don para el deporte. Entonces entró en escena la ambición y todo se echó a perder..." (citado por R.L. Quercetani en su "Historia del atletismo mundial", pág.150).
Sólo cumplió 9 meses, aunque se mantuvieron cinco años de libertad provisional. No perdió su residencia en EE.UU. Se asoció con Dan Duchaine, un gurú de los esteroides, fundando la empresa New Proteins para producir suplementos energéticos para deportistas y culturistas. A la muerte de su socio pasó a presidir la empresa y sigue viviendo en California.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada