21 de junio de 2009

Grandes momentos de los Juegos del Mediterráneo (4)

III Juegos del Mediterráneo 19-23 octubre 1959 Beirut (Líbano)

Tercera edición y tercer continente: la primera parada asiática de los Meditarráneos tuvo lugar en la capital de ese crisol de culturas y religiones que es el Líbano. El país -y especialmente Beirut- era conocido antes de la guerra de 1975 como la "Suiza de Oriente"por su cosmopolitismo y ser el gran centro de las finanzas y la cultura (con sus famosas universidades) del Mediterráneo oriental. El presidente del Comité olímpico libanés Gabriel Gemayel (miembro de la oligarquía maronita) fue el líder del proyecto.
Acudieron 792 deportistas de 13 países ya que se incorporaron los independizados Túnez y Marruecos (Argelia seguía luchando por su independencia), se reincorporó Yugoslavia y Egipto y Siria se presentaron unidos bajo las siglas de la R.A.U. (República Árabe Unida). El Complejo deportivo Camille Chamoun acogió la mayoría de los deportes y su gran estadio (56.000 plazas) fue la sede del atletismo. Concurrieron 9 delegaciones con 132 atletas. Francia volvió a dominar el medallero (20 medallas y 11 oros) seguida por Italia (16 y 9), Grecia (19 y 6) y Yugoslavia (6 y 3). España fue 5ª (11 medallas pero sólo un oro). Turquía y la debutante Marruecos alcanzaron un título cada una mientras la R.A.U. sumó 8 medallas pero ningún título y Túnez logró la plata en los 400 vallas con Mongi Zarrouki.
Los franceses dominaron las carreras lisas y los saltos. Abdou Sèye (100m: 10.3), Paul Génevay (200m: 20.9) y el relevo corto plasmaron el dominio francés en el sprint. Robert Bogey (5.000m) y el argelino aún francés Hammoud Ameur (10.000m) dominaron el fondo. En medio fondo Pierre-Yvon Lenoir doblegó a Tomás Barris en los 800m pero el catalán se impuso brillantemente en los 1.500m (3:50.6) al galo Clausse y al heleno Depastas. El yugoslavo Viktor Šnajder dominó los 400m (47.1) y el marroquí Bachir Benaissa el maratón (2:24:14.8) aventajando en tres minutos al catalán Miguel Navarro (esta vez acabaron los ocho participantes). Sorpresa en las vallas altas donde el griego Georgios Marsellos batió al galo Marcel Duriez (14.5 ambos) mientras en las bajas Fahir Ozguden (53.4) daba a Turquía su único oro. En los 3.000 obstáculos el griego Georgios Papavassilliou revalidó el oro de Barcelona por delante del campeón español Manuel Alonso. Los griegos también se llevaron el relevo largo mientras en los 20km marcha sólo hubo dos participantes ganando el galo Georges Attane al griego Hatzilaios.
Los franceses dominaron los saltos, escapándoseles sólo la pértiga (en la que no presentaron atletas). Curiosamente el vencedor fue el griego Rigas Efstathiadis (4,10) que había cedido el oro en 1951 al galo Sillon por nulos. Maurice Fournier en altura (1,99) y Eric Battista en triple (15,82) revalidaron sus títulos de Barcelona mientras otro argelino, Ali Brakchi, ganó la longitud (7,59). Brakchi y Génevay fueron los más laureados de esta edición al sumar dos oros con el del 4x100 pero el vencedor de 200 se llevó otra plata en el 4x400. El malgache Marc Rabemila fue plata en triple y bronce en altura.
Los griegos subieron a todos los podios de lanzamientos llevándose los oros en peso y disco con Georgios Tsakanikas (16,97) y Antonios Kounadis (55,02). El ganador del peso fue bronce en disco y el de sisco plata en peso. La jabalina fue para el parisino Léon Syrovatski (74,10) y el martillo para el croata Krešo Račić (62,26). Su camarada esloveno Jože Brodnik dominó el decathlón.
Además de los ya citados, los otros medallistas españoles fueron Luis García (plata en 5.000 y bronce en 10.000), Carlos Pérez (bronce en 5.000), Emilio Campra (bronce en 110 vallas), Fernando Adarraga (plata en pértiga), Manuel González (bronce en longitud) y el relevo 4x100 con Campra, José Luis Martínez, Jesús Rancano y José Luis Albarrán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada