20 de junio de 2009

Grandes momentos de los Juegos del Mediterráneo (3)

Los juegos de las tres orillas: de Alejandría a Beirut pasando por Barcelona.

Tras la edición inicial en África, las dos ediciones siguientes atracaron en un puerto europeo (Barcelona) y en otro asiático, la entonces cosmopolita Beirut. Se completaba así simbólicamente la unión entre las tres orillas del Mediterráneo, los puertos de tres continentes.

II Juegos del Mediterráneo 20-24 julio 1955 Barcelona

Hubo más participantes (1.135) y más deportes (19) que en Alejandría pero no aumentó el elenco de países ya que, pese a añadirse Mónaco, la república socialista de Yugoslavia no desplazó delegación a una España franquista que empezaba a salir del aislamiento internacional gracias al padrinazgo de EE.UU. (ese mismo 1955 había ingresado en la ONU). Las pruebas de atletismo se celebraron en el remodelado estadio de Montjuïc, construído en 1929 (55.000 plazas). Dominó el medallero Francia que, con un equipo de 55 atletas, sumó 28 medallas, 10 de ellas de oro (también lideró el medallero global con 100 medallas y 39 títulos). Italia (9 oros y 17 medallas) fue la otra potencia siendo tercera Turquía (6 medallas y 2 títulos). España, pese a presentar 48 atletas (la delegación más amplia tras Francia), fue la última del medallero (5 medallas y un solo título) por detrás de Grecia y Egipto (un oro cada una pero 9 y 7 medallas). Líbano, que sólo trajo un atleta, no subió al podio mientras Siria, Malta y Mónaco sólo compitieron en otros deportes.
Alain Mimoun repitió sus títulos en 5.000 y 10.000m pero, pese a esos cuatro oros acumulados en dos ediciones, no era el atleta más laureado ya que su compatriota Jacques Degats también revalidó sus títulos en 400m y 4x400 pero a esos cuatro títulos sumaba la plata en 200m en 1951. Otros "repetidores" fueron los italianos Teseo Taddia (martillo), Giuseppe Dordoni (10km marcha) y Wolfgang Montanari (4x100) y el francés Jean-Paul Martin du Gard (4x400).
Otros atletas destacados fueron el italiano Luigi Gnocchi, ganador de tres oros en 100m (10.9), 200m (21.6) y 4x100 y el turco Ekrem Koçak, oro en 800m (1:50.0) y 1.500m (3:50.2). El catalán Tomás Barris fue 7º y 4º en esas dos pruebas. Otras figuras que compitieron en Montjuïc fueron el campeón olímpico y europeo Adolfo Consolini, ganador del disco con 52,81m, el gran jabalinista francés Michel Macquet (69,00) y el marchador Abdon Pamich (50km), futuro campeón europeo y olímpico. Otros vencedores de prestigio fueron los franceses Guy Cury (52.4 en los 400 vallas en los que fue tercero el veterano Filiput) y el triplista Eric Battista (14,93). Por contra favoritos que defraudaron fueron el pertiguista griego estudiante en EE.UU. Georgios Roubanis (2º tras el italiano Chiesa), el senegalés Papa Gallo Thiam, otra vez 2º en altura (con 1,98 como su compatriota Maurice Fournier) o el italiano Silvano Meconi, sólo 3º en peso.
Curioso fue el resultado del maratón en el que abandonaron 5 de los 8 participantes (los 3 españoles y los 2 franceses). Los tres que llegaron subieron al podio, en el orden, los egipcios Ali Abdul Kerim (2:50:35) y Ali Hamid Ahmed y el turco Erturan Haydar.
España se llevó el oro en decathlón con Bernardino Adarraga que, gracias a su superioridad en los lanzamientos, superó por 60p al egipcio Said Zaki. Los otros medallistas españoles fueron Luis García (2º en 10.000m), José Teixeira (3º en 3.000 obstáculos), Pedro Apellániz (3º en jabalina) y Francisco Villoldó (3º en 50km Marcha).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada