20 de septiembre de 2009

Emociones: Luis Miguel Martín Berlanas y Pablo Villalobos

Hay atletas que hacen grande su deporte por sus gestas y otros que hacen grande la vida por su actitud pública en la que llevan los valores deportivos a la vida y los valores humanos a la competición. Dos de ellos nos honran acompañando este blog y ambos son noticia estos días por motivos bien distintos.

Luis Miguel Martín Berlanas cuelga las zapatillas de clavos.

En una de las entrevistas que he leído estos últimos días, el gran mediofondista de San Martín de Valdeiglesias concluye diciendo "... si a alguien fui capaz de hacer sentir un mínimo de emoción con mi esfuerzo, sepa que mi satisfacción y agradecimiento están con él".
La frase demuestra su gran categoría humana pero nos corresponde a los "emocionados" agradecerle su esfuerzo y manifestarle nuestro deseo de seguir disfrutando de sus aportaciones periodísticas ya que es un hombre que demuestra, además de amor al atletismo y nobleza de carácter, excelentes conocimientos sobre la historia, la técnica y el entorno de este deporte.
Son muchos los grandes momentos atléticos que, pese a sus problemas con las lesiones, nos ha ofrecido Luis Miguel Martín Berlanas desde sus inicios como millero de casta. Recuerdo su espectacular aparición en la final de obstáculos de los europeos de 1998 devolviéndonos el interés por una prueba que añoraba en España los tiempos de Domingo Ramón, Sánchez Vargas y Joan Torres. Luego han sido muchas las veces en que hemos disfrutado sus triunfos y padecido sus derrotas pero a mí me queda esa imagen de la final de Sydney en la que tuteó a los kenianos y acabó brillantemente quinto (plaza que repitió en Atenas). También recuerdo muy bien su segunda plaza en la Copa del Mundo de Madrid.
Su historial está ahí, su record permanece y esperamos que, de alguna forma, nos siga haciendo partícipes de su nueva singladura ¡hasta siempre campeón!


Pablo Villalobos, el campeón estudioso.

Este extremeño tenaz e inteligente, buen conocedor de la historia del atletismo y que vive su pasión desde dentro, ha hecho su ya larga carrera a la sombra de las grandes figuras que España ha tenido y tiene en las distancias medias. Pero el atleta de Almendralejo ha sabido aprovechar sus ocasiones siendo campeón iberoamericano de 3.000m, finalista en el campeonato de Europa y la Universiada y participante en los campeonatos del mundo de cross.
Miembro de la AEEA (Asociación española de estadísticos de atletismo) mantiene una bonita página web donde podéis conocerlo mejor.
Hoy, mientras el mundo miraba hacia Berlín -donde corría Gebrselassie- (como apuntaba él mismo con gracejo en su página) o hacia Shangai, Pablo Villalobos ha ganado en Motril su primer título de España absoluto (tienen varios universitarios), el de la Media Maratón. Con trabajo y tenacidad sigue aumentando su palmarés.
Desde aquí queremos felicitarle y desearle que disfrute mucho el próximo Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada