23 de marzo de 2009

Missoni: del estadio a las pasarelas.

Hasta el 1 de abril se presenta en el IED de Madrid la exposición “Taller Missoni, el Arte del Tejido en Movimiento” sobre la famosa firma de moda. Su fundador Ottavio Missoni fue un notable atleta y en sus inicios empresariales colaboró con otro campeón, Giorgio Oberweger. Este es un resumen de su trayectoria.
Ottavio Missoni nació el 11-02-1921 en Ragusa (hoy Dubrovnik), en la región dálmata que Italia cedió a Yugoslavia tras la guerra mundial (hoy es Croacia). Desde muy joven se volcó en el atletismo debutando como internacional en 1937 (16 años) vistiendo 23 veces la maglia azzurra, pese a la interrupción bélica, hasta los 32 años. Empezó en los 400m orientándose posteriormente hacia los 400 vallas. Sumó ocho títulos y cinco subcampeonatos italianos entre ambas pruebas. Con 17 años acudió al europeo de París-38 pero no accedió a la final de 400m. En 1939 fue campeón mundial universitario de 400m (y plata en 4x400) en el certamen alternativo (países del Eje y alíados) celebrado en Viena. Durante la guerra estuvo prisionero en Egipto pero reanudó su actividad y fue seleccionado para los JJ.OO. de 1948. Allí fue finalista en 400 vallas (6º) y en 4x400, carrera que Italia no acabó por lesión de Gianni Rocca. Aún acudió al Europeo de 1950 acabando 4º en la final de 400 vallas ganada por su compatriota Armando Filiput.
En 1946 había fundado una empresa de ropa deportiva con su amigo Giorgio Oberweger (plusmarquista nacional de 110 vallas y disco; bronce olímpico en 1936 y plata europea en 1938 del disco). Tras su matrimonio con la hija de un industrial textil, Rosita Jelmini, la empresa Missoni pasó a ser una referencia mundial en el arte del género de punto usando una amplia gama de colores y de los tejidos gráficos. Ottavio Missoni fue durante años el encargado de crear los diseños de los tejidos. Empezaron trabajando para otros diseñadores y acabaron presentando sus propias colecciones. Según los críticos de moda de la década del setenta, las creaciones de la pareja eran piezas de museo que se podían llevar puestas. Así pareció reconocerse cuando sus colecciones se han expuesto en los principales museos del mundo como en el Moma de N.York, el Guggenheim o el Victoria & Albert de Londres.
Pese al éxito en el universo de la moda Ottavio Missoni ha seguido practicando el atletismo en competiciones de veteranos y se le encuentra lanzando peso o jabalina en los nacionales italianos M85.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada