20 de julio de 2011

Los inicios del atletismo keniata (2).

Desde 1955 los keniatas tenían su piedra de toque regional en los Campeonatos de África Oriental, que los enfrentaban a Uganda y Tanganika (posteriormente Tanzania). Pero todos imagináis el poco nivel de ese evento hasta mediados de los sesenta. 
1958: las primeras medallas de Kenia.
Kenia acudió a sus segundos Juegos del Imperio en la localidad galesa de Cardiff con diez atletas y accedió por primera vez al medallero. El autor de la proeza fue Arere Anentia (27 años) en las 6 Millas. El keniata se quedó en el pelotón cuando el inglés Stan Eldon atacó antes de media carrera y siguió al australiano Dave Power, al local John Merriman y al inglés Hyman en la fase final. Power y Merriman se jugaron el oro pero Anentia fue tercero a poco más de tres segundos del australiano (28:51.48) por delan te de Hyman, Norris y el keniata Arap Sum Kanuti, sexto.
El otro medallista fue Bartonjo Rotich, tercero en las 440y vallas (51.75) tras el sudafricano Gert Potgieter (49.73 RM) y del australiano David Lean. Del resto destacaron Joseph Leresae (4º en Altura con 1,98m), el relevo 4x440y (sexto), Arap Sum Kanuti (8º en maratón) y el propio Arere Anentia, 8º en las 3 Millas en las que Nyandika Maiyoro acabó 12º (había caído en series de la Milla).
Roma 1960: África entra en la historia olímpica (pero Kenia aún no).
Si prescindimos de los atletas blancos del régimen racista sudafricano, el primer africano campeón olímpico fue el argelino Bourgera El Ouafi (maratón 1928), pero con la camiseta francesa. Otro argelino con la misma camiseta, Alain Mimoun,  repitió la victoria en la misma prueba en 1956 (ya tenía tres platas en 5.000-10.000m).
Pero el hombre que metió al África independiente en el palmarés olímpico fue el legendario etíope Abebe Bikila, ganador del maratón romano por delante de otro africano, el marroquí Rhadi ben Abdelessam (el keniata Arap Sum Kanuti fue 59º).
De la delegación keniata de cinco hombres el mejor volvió a ser Nyandika Maiyoro, 6º en la final de 5.000m ganada por el neozelandés Murray Halberg (13:43.76). Maiyoro (13:53.25) aventajó a hombres como Michel Bernard, Sándor Iharos o el australiano Albie Thomas. Arere Anentia acabó 19º en los 10.000m y los velocistas-vallistas Antao y Rotich cayeron a las primeras de cambio. La hora de Kenia aún no había llegado...
Keniatas indios con apellidos portugueses.
Los primeros buenos atletas habían sido detectados en los Colegios que el régimen colonial tenía en distintas zonas del país por profesores procedentes de la metrópoli y curtidos en la tradición atlética de las islas. Posteriormente fueron las academias de la policía y el ejército las que, en el marco de la formación física, desarrollaron programas de entrenamiento, inicialmente dirigidos también por instructores británicos.
Pero hasta la época de la independencia (1963) hubo en África oriental una minoría de origen indio, traída por los colonizadores para trabajar en el ferrocarril y que arraigó en la costa, Mombasa y Nairobi. Esta etnia (unos 125.000) obtuvo desde 1927 cinco asientos en el consejo colonial. Muchos de estos indios procedían de la India portuguesa (Goa). Un grupo de esta procedencia formó en 1956 el Achilles Athletics Club en Mombasa, del que saldrían los hermanos Antao. Seraphino Antao, gran sprinter del que hablaremos en el próximo capítulo, será el primer campeón de la Kenia pre-independiente pero, como muchos de su etnia, se exiliará tras la independencia por la política del primer gobierno de Jomo Kenyatta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada