19 de junio de 2010

Reyes sin corona olímpica: los 1.500m masculinos (2)

Tras la victoria de Luigi Beccali en Los Ángeles-32 en ausencia del descalificado Jules Ladoumègue, el italiano batió dos veces en 1933 el RM (derrotando a Lovelock y Reg Thomas) dejándolo en 3:49.0. Pero en los años siguientes los anglosajones ofrecieron una generación de milleros fabulosa que atacó los records desde los tres continentes con los americanos Cunningham, Bonthron y Venzke, los ingleses Thomas, Cornes y Wooderson y varios oceánicos encabezados por Jack Lovelock. La guerra cortó ese impulso y abrió el increíble paréntesis en el que los atletas de la neutral Suecia hicieron progresar los records varias décadas.

Los Ángeles 1932, Berlín 1936 y Tokio 1940
Glenn Cunningham  (EE.UU.)
1909-1988
Este atleta de Kansas, apodado por su tenacidad el "hombre de hierro" se mantuvo en el primer plano diez años, acumulando títulos americanos desde los 800m a la Milla (2 universitarios, 4 indoor y 6 de la AAU). Batió los RM de la Milla (1934) y los 800m (1936) y una decena de RM bajo techo. Finalista olímpico de los 1.500m en 1932 (4º), fue plata en 1936 tras Lovelock que batió el RM. En 1940 aún hizo su plusmarca en 1.500 (2ª del año) con 3:48.2 tras Walter Mehl, pero no tuvo una tercera oportunidad olímpica.

Berlín 1936
Bill Bonthron  (EE.UU.)
1912-1983
Estudiante en Princeton, surgió como un meteoro en 1933 con 20 años firmando la 2ª marca all-time de la Milla, tras Lovelock que batió el RM. En 1934 batió a Cunningham en la Milla de la NCAA antes de que ambos protagonizasen los increíbles 1.500m de la AAU en la que Bonthron peinó a su rival (3:48.8-3:48.9) en una carrera en la que los dos mejoraron el RM de Beccali. Tal vez ese día el de Princeton fue más allá de sus límites y, pese a alguna buena carrera en 1935, no logró su billete para Berlín-36 (4º en los Trials).
Berlín 1936 y Tokio 1940 
Sydney Wooderson  (G.Bretaña)
1914-2006
Tras su aspecto enclenque (1,68m/56k), este pasante de notaría fue uno de los más extraordinarios milleros de la historia pero se le negó la gloria olímpica. Subcampeón del Imperio tras Lovelock, acudió lesionado a Berlín, abandonando en su serie. En 1937 estableció el RM de la Milla (4:06.4) y en 1938 los de 800m y 880y (1:48.4/1:49.2), ambos en carreras con handicap. Campeón europeo de 1.500 en 1938, volvió tras la guerra para ganar el oro continental de 5.000m en 1946 pero ya no llegó a los Juegos de Londres (34 años).

Helsinki 1944
Gunder Hägg  (Suecia)
1918-2004
Este discípulo de Gösta Olander (el padre del fartlek) logró entre 1941 y 1945 quince RM entre los 1.500 y los 5.000, varios de los cuales se mantuvieron entre 9 y 12 años. Pese a no tener ningún gran título, al coincidir su eclosión con la guerra, su aporte al medio fondo fue enorme ya que recortó cinco segundos a los RM de los 1.500 y la Milla (con la colaboración de Andersson) y más de diez al de 5.000m. Sus sustanciosos enfrentamientos con Anderson hicieron que ambos fuesen descalificados por profesionalismo en 1946.

Helsinki 1944
Arne Andersson  (Suecia)
1917-2009
Fue el rival nacional de Hägg y, además de batir tres veces el RM de la Milla y una el de 1.500m, espoleó a su compatriota en una serie de legendarios enfrentamientos que llenaban estadios (y parece ser que también los bolsillos de los dos campeones). Líder mundial de la prueba en 1943 y 1945 (y segundo tras Hägg en 1941-42-44), era un excelente competidor y habría tenido mucho que decir en unos JJ.OO. Al contrario que Hägg no encajó bien la descalificación y siguió compitiendo en deporte de orientación y ciclismo.

Londres 1948
Lennart Strand  (Suecia)
1921-2004
"Liebre" y gregario de Hägg, este atleta de enormes facultades que parecía flotar en la pista, se presentaba como el sucesor del dúo Hägg-Andersson tras su descalificación (en 1945 había batido a ambos). Campeón europeo en 1946, igualó en 1947 el RM de los 1.500 de Hägg (3:43.0) batiendo en ambas ocasiones a su compatriota Henry Eriksson. Atleta hipernervioso, en Londres  fue derrotado bajo la lluvia por Eriksson que coronó así a la escuela sueca con el menos brillante de sus miembros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada